Análisis de la literatura hispanoamericana desde los años 40 hasta nuestros días


POWER POINT ANA BUENO, BELÉN PÉREZ Y YING SUN






La novela y el cuento hispanoamericano en la primera mitad del siglo XX.


En los años 40 y 50 la literatura hispanoamericana da las primeras muestras de superación de los modelos narrativos que habían dominado el panorama literario en las décadas anteriores. El regionalismo de los años 20 y 30 (<<novelas de la tierra>> y << novelas sociales>>) mas preocupado por la utilidad del mensaje literario que por cuestiones estéticas, comienza a desaparecer. La influencia del surrealismo y del psicoanálisis da lugar a una nueva forma de ver la realidad que ponía en duda la capacidad del hombre para entender el mundo por medio de la observación y la razón.
Por otro lado las transformaciones en la vida social ( el crecimiento en las ciudades, el mayor acceso a la enseñanza, la mejora de la propia industria editorial) y la influencia que ejercerán los renovadores de la literatura europea y norteamericana (Faulkner, Joyce, Kafka y Dos Passos) favorecerán el nacimiento de la llamada nueva novela.
Esta <<nueva novela>> (que se consolidará en el boom de los años 60) supondrá la aparición, junto a los espacios rurales, del nuevo mundo urbano y la atención de los problemas humanos, junto a los sociales. Del mismo modo, lo local irá dejando paso poco a poco a los temas y símbolos de alcance universal aunque la característica que se ha señalado como mas definitoria de la nueva tendencia es la incorporación de elementos fantásticos o maravillosos:
-Lo mítico, lo legendario, lo irracional y lo mágico irrumpirán en las historias a través de dos técnicas principales:
-La poetización de la realidad: ver lo extraordinario que se esconde tras lo cotidiano.
-La naturalización narrativa de lo maravilloso: tratar en el transcurso de la narración los hechos maravillosos como si fueran normales.


LA TEMÁTICA DE LA NUEVA NOVELA:

Es muy variada pero destacan dos compromisos:
·una con el ser humano y sus problemas:

Novelas existenciales: predomina la soledad, la incomunicación...
Ej:Obras de Onetti y de Sábato
·y otra con la historia convulsa del continente americano:

Novelas sociales.
Ej:“El señor presidente”(Miguel Anguel Asturias), “El otoño del patriarca”(Gabriel García Márquez)o “Yo, el supremo”(Roa Bastos)

Reflexión sobre la historia del continente.
Ej:"El siglo de las luces" (Carpentier)
La guerra del fin del mundo" (Vargas Llosa)

La metaficción:
reflexión sobre el proceso creativo dentro de la obra
Ej: Rayuela (Cortázar)

Por último habría que señalar el humor y el erotismo.

IMNOVACIONES:

Afectan al discurso y a las técnicas narrativas. -Ruptura de la estructura tradicional de la novela.
Ruptura de la linealidad temporal, introducción de un tiempo subjetivo y combinación de voces narrativas y puntos de vista diferentes.
Preocupación por el lenguaje.
Se experimenta con el idioma, rescatan lo coloquial para vivificar el relato Y en ocasiones (como en el caso de Carpentier) desembocan en el barroquismo descriptivo.

LOS AUTORES QUE ABRIRÁN EL CAMINO DE ESTA NUEVA NARRATIVA

Miguel Angel Asturias (“El señor presidente”)
Alejo Carpentier (“El reino de este mundo”)
Jorge Luis Borges, cuyas obras “Ficciones” y “El Aleph” cuestionaron los límites de la realidad e indagaron los enigmas de la existencia.
Cabe destacar algunos autores de antes del boom de los 60, como
Juan Carlos Onetti,
Ernesto Sábato(“El tunel”)
Juan Rulfo(“Pedro Páramo”, donde denuncia el caciquismo, la miseria y la desorientación espiritual)
La obra de estos primeros autores revelaba tempranamente la existencia de dos tendencias principales en la nueva novela:
El realismo mágico: De Asturias, Carpentier y Rulfo. Donde el mundo real y maravilloso conviven en el discurso narrativo, sin extrañeza.
El realismo fantástico: De Borges. En ésta, sin embargo ambos mundos resultan irreconciliables y la realidad se vuelve incomprensible y caótica.
Lo que distinguiría ambas corrientes es el modo en el que se integran los elementos fantásticos y reales en la narración.


LA NOVELA Y EL CUENTO HISPANOAMERICANO DURANTE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX.


EL BOOM DE LOS 60
Se trata del periodo del máximo esplendor de esta narrativa y supone la integración definitiva de lo fantástico y lo real.
Las causas de este boom fue el respaldo que la nueva novela recibió por parte de editoriales españolas, francesas y latinoamericanas. Y la coincidencia en pocos años de muchas novelas magistrales:
·“La ciudad y los perros” (Vargas Llosa)
·“El astillero” (Onetti)
·”Tres tristes tigres” (Cabrera Infante)
·”Sobre héroes y tumbas” (Sábato)
·”El siglo de las luces” (Carpentier)
· “Rayuela” (Cortázar)
· “Paradiso” (Lezama Lima)
·”Cien años de soledad” (García Márquez, quizás la obra más importante)ect...
Características: Esta nueva tendencia está vinculada hacia la época de desilusión ante el fracaso de los proyectos democratizadores .

EL POSTBOOM
Sus protagonistas: se conocen por autores novísimos, de este cambio participaron también los autores del boom. Observamos una mayor confianza en la capacidad del ser humano para percibir la realidad y en el lenguaje para contarla; la presencia de vivencias cotidianas; la recuperación del realismo y el auge de la literatura testimonial y de la narrativa femenina( Isabel Allende, Ángeles Mastretta, Laura Esquivel, Zoe Valdés…

SUS TEMAS:

· Denuncia Social, ideológica o política .
En este sentido cabe destacar el auge de la literatura testimonial: Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia. En la Narrativa destaca la mexicana Elena Poniatovska
· El Exilio (interior y exterior) que fue un motivo inspirador: Luisa Valenzuela, Reinaldo Arenas y Mario Venedetti.
· Tema Histórico: “Gringo viejo” (Carlos Fuentes), “Noticias del imperio”(Fernando del paso) o la trilogía de “Memorias del fuego” (Eduardo Galeano).
· Otra temática novedosa la representa la incorporación en la novela de la cultura popular, la droga y el sexo.
Manuel Puig fue el pionero de esta tendencia. “La traicción de Rita Hayworth”, “Boquitas pintadas” o “El beso de la mujer arañada”.
· El amor y el erotismo.

·TÉCNICAS NARRATIVAS
Cabe señalar la convivencia en la narrativa novísima de dos tendencias principales:
·La primera de ella está representada por novelas realistas, de fácil lectura, con predominio de la trama, preferencia por la linealidad temporal y ausencia de discursos metaficcionales.
·La segunda tendencia se caracteriza por la exacerbación de la experimentación, la ausencia de trama argumental, la presencia de metaficción(destaca la parodia de alguno géneros literarios)y una gran preocupación por la elaboración del lenguaje, lo que la convierte en una literatura para minorías. Representan esta tendencia la obra del cubano Severo Sarduy y la del argentino Salvador Elizondo.
Hay que señalar que muchos de los autores del boom siguen escribiendo y prácticamente todos los del postboom también; además comienzan a asomarse al panorama narrativo nuevas voces entre las que podemos destacar el argentino Andrés Neuman, al mexicano Jorgue Volpi o a la cubana Karla Suárez.

Cien años de Soledad


Cien años de soledad es una novela del escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Considerada una obra maestra de la literatura hispanoamericana y universal, es una de las obras más traducidas y leídas en español. Fue catalogada como una de las obras más importantes de la lengua castellana durante el IV Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Cartagena de Indias en marzo de 2007.
El libro se compone de 20 capítulos no titulados, en los cuales se narra una historia con una estructura cíclica temporal, ya que los acontecimientos del pueblo y de la familia Buendía, así como los nombres de los personajes se repiten una y otra vez, fusionando la fantasía con la realidad. En los tres primeros capítulos se narra el éxodo de un grupo de familias y el establecimiento del pueblo de Macondo, desde el capítulo 4 hasta el 16 se trata el desarrollo económico, político y social del pueblo y los últimos cuatro capítulos narran su decadencia. La más reciente edición del libro es del año 2007, publicada en un esfuerzo conjunto de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española para rendir un homenaje a su autor a propósito de sus ochenta años de edad y de cumplirse 40 de la publicación del libro.
El libro narra la historia de la familia Buendía a lo largo de siete generaciones en el pueblo ficticio de Macondo. Temas centrales: - la soledad - la realidad y loa ficción - el incesto

Argumento:

José Arcadio Buendía es el fundador, junto con otros hombres, de un pueblo llamado Macondo. Primeramente fue un pueblo sencillo en el cual regentaba el amor y reinaba la tranquilidad. Más tarde el pueblo sufrió una transformación y éste cada vez era más activo.
Las grandes guerras no lograron derribarlo e incluso resistió a unas fuertes lluvias que duraron algo más de cuatro años. Finalmente, ya casi sin habitantes, él pueblo fue destruido por un huracán cuya fuerza fue capaz de llevarse por delante los cien años de soledad de aquella familia llamada Buendía. La familia Buendía, en la cual se centra el relato, fue muy reconocida en el pueblo. Esta creció de una manera incontrolable, los mismos hechos se repetían cada generación. Cada persona de la familia fue muriendo en un sino similar, la Soledad. El último hombre que quedó de la familia, justo antes de morir, descubrió en unos pergaminos viejos de un gitano, que las familias condenadas a cien años de soledad no tienen una segunda oportunidad sobre la tierra.

Power point:


PowerPoint Literatura Hispanoamericana


LITERATURA HISPANOAMERICANA EN EL SIGLO XX


INTRODUCCIÓN
La novela y el cuento hispanoamericano sufrieron un gran estancamiento en las primeras décadas del siglo XX. Por el contrario, la poesía no dejaba de evolucionar. Sin embargo, en los años 40, el cuento y la novela sufrió una importante renovación que superaba al resto del mundo.

La profunda renovación y la extraordinaria calidad de una extensa nómina de escritores han situado a la narrativa hispanoamericana del S. XX en centro de atención de la novelística mundial, hasta el punto de recibir la denominación de “el boom de la novela hispanoamericana”.

En América Latina a comienzos de la década de los sesenta, la narrativa planteó una ruptura con las formas tradicionales del relato. Este fenómeno conocido como “boom de la literatura latinoamericana” tuvo gran repercusión a nivel mundial.

Los escritores vieron su oportunidad de crear y modificar la narrativa dándole un toque latino. Esta nueva forma de novelar, favorecía el desarrollo de su imaginación.

Fue un gran éxito, por la calidad de los autores que mostraban un lenguaje nuevo, les permitía narrar las respectivas problemáticas y trascender las fronteras.

Escritores como Gabriel García Márquez, Julio Cortazar, Alejo Carpentier, Jorge Luis Borges, Miguel Ángel Asturias, Juan Rulfo, Mario Vargas Llosa, Isabel Allende, Ernesto Sábato, Manuel Puig, Carlos Fuentes, Jose Donoso, Juan Carlos Onetti, Augusto Roa Bastos, Guillermo Cabrera Infante, José Lezama Lima, entre otros; lograron crear una identidad latinoamericana.

Algunos de ellos se interesaron por mostrar lo irreal, lo extraño, lo fantástico como cotidiano y común es lo que se denomino realismo mágico.


LAS PRIMERAS DÉCADAS: NOVELA REGIONALISTA
Una de las más importantes es la llamada novela regionalista o de la tierra, para cuya comprensión es necesario conocer la realidad del continente americano. Éste es inmenso y cuenta con numerosas zonas aún cuasi vírgenes, cuya naturaleza agreste y salvaje condiciona de forma radical la vida de las personas que las habitan. Se produce en esos lugares una constante lucha por la supervivencia entre las citadas fuerzas telúricas y el Hombre, que, en muchas ocasiones, perece víctima de ellas. Todo ello constituye la base de la novela regionalista, que se desarrolla hacia los años veinte del pasado siglo y que cuenta como representantes fundamentales con el colombiano José Eustasio Rivera, el uruguayo Horacio Quiroga, el argentino Ricardo Güiraldes y el venezolano Rómulo Gallegos.

El denominador común de los contenidos argumentales sería la presentación de la peculiaridad americana De acuerdo con ello, hay que distinguir las áreas temáticas siguientes:

a) La naturaleza: una naturaleza de proporciones grandiosas y de gran diversidad, inexplorada en buena parte cuyas fuerzas telúricas encuadran o condicionan la aventura humana. Es la cordillera, la pampa, el altiplano, la selva amazónica… la atención a las peculiaridades de cada zona hace que se hable con frecuencia de una novela regionalista.

b) Los problemas políticos: Resulta proverbial la inestabilidad política de aquellos países, la incesante sucesión de “revoluciones”, la frecuente presencia de dictadores que emanan de la oligarquía dominante, etc. En estas tensiones halla la novela hispanoamericana un importante filón. En el período que nos ocupa, destacan las novelas de la revolución mejicana. La iniciadora es “Los de debajo” de Mariano Azuela (1916), testigo excepcional de los acontecimientos; pero las obras maestras de este ciclo son “El águila y la serpiente” (1928) y “La sombra del caudillo”(1929) de Martín Luis Guzmán. Valle-Inclán escribió una obra llamada “Tirano banderas”.

c) Los problemas sociales, subyacentes a las citadas tensiones políticas. La novela reflejará las desigualdades de la pirámide social: en su cumbre, la oligarquía aliada a los intereses de las grandes potencias extranjeras que explotan las inmensas riquezas naturales; en la base, las peonadas de las grandes haciendas, los obreros de las omnipotentes compañías bananeras, etc., masas paupérrimas e ignorantes. La novela realista es, sobre todo, una protesta ante estas desigualdades. No pocos títulos se proponen, más concretamente, denunciar la oprimida condición del indio: se habla, así, de una novela indigenista.

De entre las numerosas novelas que surgen dentro de la línea realista sobresalen dos títulos fundamentales: “Doña Bárbara” de Rómulo Gallegos y “la vorágine” de J.E. Rivera.


INICIOS DEL REALISMO MÁGICO
A consecuencia de los cambios sociales, políticos y económicos que se estaban produciendo en Hispanoamérica entre 1945 y 1960, surge en la literatura de estos países nuevas características que la hace diferente. Aparte de todo esto, las influencias de la narrativa europea y norteamericana en aquel momento también fueron acogidas de igual manera.

Elementos distintivos del realismo mágico:
  • Elementos mágicos y/o fantásticos, percibidos por los personajes como parte de la normalidad.
  • Representaciones de mitos y leyendas (por lo general, son latinoamericanas).
  • Combinación de la primera, segunda y tercera persona. De esta manera se obtiene diferentes puntos de vista de una misma idea.
  • Tiempo percibido como cíclico.
  • Distorsión del tiempo: el presente se repite o se parece al pasado.
  • Lo común se transforma en sobrenatural o fantástico.
  • Los personajes pueden morir y luego volver a vivir.
  • Escenarios americanos: crudos de la pobreza y marginalidad social, espacio donde la concepción mágica, mítica, es vida real.

Representantes:
  • Gabriel García Márquez (1927): en sus obras describe un ambiente latinoamericano con sus figuras arquetípicas: dictadores eternos, mujeres nobles y de una terquedad sin fin, el hombre solitario inmerso en la burocracias del sistema.
  • Miguel Ángel Asturias (1899 – 1974): fue el primer autor que aplicó el realismo mágico en sus textos. Su estilo es tan efectivo que confunde al lector entre que es real y que no de la cultura maya y de la gente indígena. Ya que presenta las leyendas y las descripciones como si fuesen verdaderas.
  • Alejo Carpentier (1904 – 1980): supo aunar la magia, la religión, los mitos y el mundo de los sueños latinoamericanos, y plasmarlos en su literatura.
  • Juan Rulfo (1918 - 1986): a pesar de su escasa producción, deslumbro con su pintura mítica de lo mexicano. Su novela “Pedro Páramo” se caracteriza por una continua fluctuación del tiempo y del espacio.

Obras:
- “Cien años de Soledad” de Gabriel García Márquez.
- “El otoño del patriarca” de Gabriel García Márquez.
- “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez.
- “El reino de este mundo” de Alejo Carpentier.
- “El hombre de maíz” de Miguel Ángel Asturias.
- “La casa de los espíritus” de Isabel Allende.
- “La fiesta de chivo” de Mario Vargas Llosa.


LA NOVELA DE LOS 60: LOS AÑOS DEL BOOM. EL REALISMO MÁGICO
En 1962 se publicaba en España “La ciudad y los perros” de Vargas Llosa. En 1967 llegaba “Cien años de soledad” de García Márquez. Por esas fechas, aparecen asimismo novelas como “Sobre héroes y tumbas” de Sábato, “El astillero” de Oneti, “El siglo de las luces” de Carpentier, “La muerte de Artemio Cruz” de Carlos Fuentes, “Rayuela” de Cortázar, “Paradiso” de Lezema Lima etc. Para los lectores españoles, desatentos a la novela hispanoamericana hasta entonces, obras como estas produjeron el mayor asombro. Inmediatamente se “descubrió” y se devoró con avidez la obra de los autores citados y de otros ya mencionados o que habremos de mencionar. Era el llamado “boom” de la novela hispanoamericana. Se imponía la existencia de una gran narrativa. Y tal ha sido, sin duda, uno de los grandes acontecimientos literarios de nuestro tiempo. Las editoriales españolas comenzaron a apoyar a autores sudamericanos tras el éxito de la novela de Vargas Llosa.

En realidad, los nuevos novelistas hispanoamericanos continuaban en la línea de innovaciones señaladas en el apartado anterior, de tal modo que la frontera entre algunos de aquellos autores y éstos puede parecer arbitraria. En cualquier caso, es evidente que los nuevos novelistas llevan tales innovaciones a sus últimas consecuencias, a la par que enriquecen aún la novela con nuevos recursos.

Características:
a) Se confirma la ampliación temática y, en especial, se incrementa la preferencia por la “novela urbana”. Cuando aparezca el ambiente rural recibirá un tratamiento muy nuevo.
b) La integración de lo fantástico y lo real se consolida. El “realismo mágico” es, en efecto, uno de los rasgos principales de los nuevos novelistas.
c) Pero es en el terreno de las formas en donde se observa una mayor ampliación artística. La estructura del relato es objeto de una profunda experimentación
d) La experimentación de la novela afectará, de modo particular, al lenguaje mismo, con la superposición de estilos o registros, con distorsiones sintácticas y léxicas, con una densa utilización del lenguaje poético, etc.

Temas:
a) El dictador: esta figura aparece por primera vez en la narrativa hispanoamericana con Tirano Banderas de Valle-Inclán.
b) Crisis existencial del individuo. Son recurrentes los temas de la sexualidad, la soledad y la incomunicación.
c) La historia de Hispanoamerica: la historia del continente ha sido pródiga en acontecimientos de sugerentes posibilidades narrativas.


LA NOVELA MÁS RECIENTE
A partir de los años setenta los autores del boom junto con otros que se agregaron más tarde, continuaron publicando una enorme lista de creaciones. Todos estos crean novelas con la intención de que el lector pueda acceder a ella con más facilidad. En estas novelas prevalece la narración realista, pero aún sigue apareciendo el realismo mágico.

Algunos de los representantes más destacados fueron Gabriel García Márquez (El amor en los tiempos del cólera), Guillermo Cabrera Infante (Tres tristes tigres), Manuel Puig (El beso de la mujer araña),Jorge Edwards (La mujer imaginaria), Isabel Allende (La casa de los espíritus), Antonio Skármeta (El cartero de Neruda), Laura Esquivel (Como agua para chocolate), Mario Benedetti (Primavera con una esquina rota), Alfredo Bryce Echenique (Un mundo para Julius).


EL CUENTO HISPANOAMERICANO

Junto con la novela, el cuento ha sido un género narrativo ampliamente cultivado en Hispanoamérica desde los años cuarenta hasta la actualidad. Los narradores de los años 40 y 50 han sido grandes cultivadores del cuento literario. Destaca la aportación de Jorge Luis Borges (''El libro de arena''), Juan Rulfo (''El llano en llamas'').

Por lo que respecta a los años sesenta hasta la actualidad, los relatos cortos de los narradores del boom hispanoamericano han pasado inadvertidos debido a la importancia de sus novelas, como es el caso de García Márquez o de Vargas Llosa.

Sin embargo, uno de los principales renovadores del género es Julio Cortázar, quien muestra en sus cuentos una realidad compleja. (''Bestiario'')

Mario Benedetti refleja en ''Montevideoanos'' la vida diaria y las circunstancias políticas de su país desde una postura comprometida y cercana al lector gracias a la utilización de un lenguaje sencillo y coloquial.