palabra.jpg

Aquí comienza el taller de expresión escrita en el que emocionar a través de la palabra será la clave del mismo. Lo que aprendamos en esta actividad nos servirá para aplicarlo al comentario crítico.

La primera actividad es la que le da nombre al Taller,

palabra2.jpg

la pizarra verde.


En ella mostraremos aquello que nos conmueve y evoca cuando recordamos el verde del encerado de nuestra aula, y más ahora que parece que está a punto de desaparecer y ser sustituida por su hermana más joven, la digital.

Cuando redactemos nuestros comentarios críticos también tendremos que ser capaces de emocionar y conmover.


Crearemos literatura dentro de la literatura. Inventaremos, imaginaremos historias que, aun no siendo nuestras, las haremos de nuestra propiedad como si de nuestra propia vida se tratara, al igual que cuando valoremos los textos literarios. He aquí nuestro homenaje a LA PIZARRA VERDE.


LA PIZARRA VERDE






ALUMNO/A: María López Fernández

Letras, palabras, sueños. La vi crecer, creer y desconfiar; sentí que su futuro estaba en mí, que siempre dependería de ello. Tenía 17 años y una gran seguridad cuando descubrió que ya no me necesitaba.
Día tras día escribía en blanco, demostrando su tranquilidad. Escribía taciturna, cuando se encontraba distante; alegre, cuando el sol la saludaba; como artista, cuando creaba poesía. Escribía con las manos de tizas, a tientas y lo hacía para perdonarse, conocerse y atreverse.
Depositó en mí todas sus preguntas sin respuestas, la lista de deseos que el tiempo iría cumpliendo y los errores que iba borrando cuando era capaz de avanzar. Dibujó corazones enteros cuando el amor llamaba a su puerta y rotos cuando rompieron su ego.
Pero ya no me necesita; aquella niña tímida, de ideas fuertes y sueños que brillaban con luz propia, me abandonó. Ya no necesitaba a una pizarra verde que escuchase sus palabras sordas.

ALUMNO/A:

ALUMNO/A:




ALUMNO/A:



ALUMNO/A: I

ALUMNO/A:

ALUMNO/A:

ALUMNO/A:

ALUMNO/A:

ALUMNO/A:




ALUMNO/A:

ALUMNO/A:

Alumno/a: